Palenque se prepara para la llegada de los muertos

La muerte en la cultura mexicana

Para los mexicanos la muerte representa  el duelo peculiar, en el que los sentimientos de tristeza y alegría fomentan una celebración y tributo a la memoria de los seres queridos que dejaron de existir.

En nuestro país la muerte es objeto de fiesta, una invitación para que a través de ritos, adornos, comida, música y copal, se conmemore el legado que dejaron a lo largo de los años nuestros fieles difuntos.

Para muchas poblaciones indígenas la muerte es otra forma de vida y es una celebración que data desde antes de la llegada de los españoles. Cada región tiene su propio estilo para rendir tributo a sus seres queridos, sin embargo las semejanzas que podemos encontrar es  la influencia religiosa.

Ofrendas de día de muertos

Es un ofrecimiento donde se comparte con los difuntos el pan, las frutas, la comida y las bebidas favoritas, mediante estos elementos se honra la memoria del finado. Según datos de la Comisión Nacional Para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas, la ofrenda del Día de Muertos es una mezcla cultural donde los europeos pusieron algunas flores, ceras, velas y veladoras; los indígenas le agregaron el copal, la comida y la flor de cempasúchil. De esta manera la ofrenda, tal y como la conocemos hoy, es un claro reflejo de la fusión cultural.

DSC_0595

Para los interesados en tener su propio altar de muertos, deben tomar en cuenta los siguientes elementos:

  • El agua: la fuente de la vida, se ofrece a las ánimas para que mitiguen su sed después de su largo recorrido y para que fortalezcan su regreso. En algunas culturas simboliza la pureza del alma.
  • La sal: el elemento de purificación, sirve para que el cuerpo no se corrompa, en su viaje de ida y vuelta para el siguiente año.
  • Velas y veladoras: significa luz, fe y esperanza. Es una guía, para que los espíritus puedan llegar a sus antiguos  hogares.
  • Copal e incienso: se utiliza para limpiar al lugar de los malos espíritus y así el alma pueda entrar a su casa sin ningún peligro.
  • Las flores: adornan y aromatizan el lugar durante la estancia de las ánimas, la cual al marcharse se irá contenta, el alhelí y la nube, su color significa pureza y ternura.
  • El petate: se puede utilizar como cama, mesa o tapete. Su función principal es para que las ánimas descansen o se puede usar como de mantel para colocar los alimentos de la ofrenda.
  • El pan: podemos ver la influencia de la religión católica  ya que se presenta como el “Cuerpo de Cristo”.

Únete al encuentro con el más allá en Palenque

Es uno de los Pueblos Mágicos más importantes de Chiapas y  es ampliamente reconocido por su diversidad de flora, fauna, así como por su riqueza cultural y gastronómica. Esta región tiene una manera muy peculiar para conmemorar “El día de Muertos”.

Durante el 1 y 2 de Noviembre se adornan las tumbas con flores, veladoras, papel picado, y la comida favorita del difunto, entre los que se encuentran los dulces típicos como la calabaza, camote y yuca; elotes hervidos acompañados de polvojuán, mezcla de chile crespo seco y tostadas, todo molido con sal.

Las bebidas tradicionales también son de suma importancia para la ofrenda, ya que hay una gran variedad por ejemplo: atole de granillo, hecho a base de maíz amarillo o blanco, canela, cal, azúcar y agua; Pozol, hecho de cacao y maíz. Algunos platillos tradicionales que también acompañan la ofrenda son los tamales, ya que en el estado de Chiapas podrás encontrar cerca de 100 diferentes tipos de tamales.

Visita el Pueblo Indígena Tzotzil.

Los tzotziles son un grupo maya que habita la región de los Altos de Chiapas. La celebración en esta comunidad comienza el 31 de octubre, fecha en la que se preparan los altares en la casas, en estos se colocan 9 ramas de pino sobre la pared y el piso, junto con los elementos típicos de las ofrendas.

El primero de noviembre se acostumbra visitar el panteón para limpiar las tumbas y adornarlas con hojas de pino que se extienden por todo el sepulcro formando una olorosa alfombra, rezan a sus muertos y comparten con ellos los alimentos.

Por la tarde regresan a sus casas y colocan la ofrenda familiar que consiste en pozol, frutas, tamales y guisados de carne de res, además de velas y flores. El día 2 regresan por la mañana al panteón para llevar ofrendas velas, flores y comida.

Así que ya sabes, este día de los fieles difuntos date una vuelta por el Pueblo Mágico de Palenque y Chiapas, disfruta y sé parte de nuestras tradiciones, descubre en carne propia porque estos destinos están conquistando los corazones de vivos y en estas fechas, también de muertos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *