Mineral de Pozos un destino que preserva la cultura indígena

Con motivo del día internacional de los Pueblos Indígenas Mineral de Pozos festejará esta importante fecha rindiendo tributo a sus ancestros de origen chichimeca. Con el paso del tiempo este lugar ha buscado preservar su cultura a través de diversas actividades disponibles para los visitantes a lo largo de todo el año, así como eventos y festivales para que los turistas puedan  conocer y de alguna manera comprender la importancia de los chichimecas para este pueblo mágico.

La Casa del Venado Azul  es un lugar abierto los 365 días, éste es un espacio de recreación y contacto con la cultura, donde se pueden realizar actividades como baño de temazcal, talleres para la elaboración de instrumentos musicales prehispánicos hechos de barro, madera y cuero, así como figuras decorativas y sesiones de músico-aromaterapia.

La gastronomía también forma parte de los tesoros indígenas de la región y  el Centro Agroecológico Tellus que ofrece a los visitantes comida tradicional basada en escamoles, los cuales se recolectan en los meses de marzo a abril,  y los gusanos de Maguey donde su temporada más alta inicia a partir del mes de agosto.

Entre los acontecimientos más importantes que podemos encontrar en Pozos, se encuentra el Festival In Mixcoacalli, un evento dedicado a preservar la música prehispánica donde se promueve la creación artística e invita a reflexionar sobre el entorno social, histórico, cultural, arquitectónico y musical de la cultura Chichimeca.

Otro evento que contribuye a la preservación de tradiciones originarias es el Festival de la Toltequidad, el cual se realiza desde hace 29 años, es una festividad  donde se brindan talleres de música, herbolaria, teatro, danza. El evento es considerado uno de los acontecimientos culturales más importantes del estado de Guanajuato, por la constancia en la preservación de las tradiciones y difusión de las expresiones artísticas.

Los orígenes de la cultura Chichimeca se remontan al año 1521 donde los primeros grupos de Otopames -también conocidos como chichimecas- se asentaron en la región de San Luis de la Paz, municipio al que pertenece Pozos.

Se dice que en sus épocas de bonanza este grupo indígena se caracterizaba por tener grandes guerreros, cazadores, conquistadores y fundadores de diversas ciudades y territorios. Con la llegada de los españoles a México los nativos de la región al observar la presencia de quienes pretendían dominarlos, comenzaron a rebelarse para evitar ser conquistados, convirtiéndose así en el último asentamiento Chichimeca que se conoce en la historia de nuestro país.

Sin duda Mineral de Pozos ofrece una opción para todos aquellos interesados en conocer y aprender más de nuestros antepasados indígenas, además la belleza de sus paisajes ha inspirado a pintores, cineastas, fotógrafos y artistas, siendo locación de numerosos proyectos, motivo por el cual este Pueblo Mágico se une a los festejos del día Internacional de los pueblos indígenas, conmemorando y preservando la tradición de sus raíces.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *