La innovación tecnológica, una solución para la crisis del agua

Uno de los recursos naturales más importantes del planeta sin lugar a dudas es el agua. Constantemente los líderes de las economías eje se reúnen para discutir las acciones que se podrían implementar para conservar este líquido vital. A pesar de que aún se puede cumplir con su abastecimiento, es una realidad que cada día aumenta su demanda. Actualmente 2,100 millones de personas en todo el mundo carecen de este servicio y en México al menos el 10% de la población no tiene acceso a este recurso de manera potable, mientras que el 43% no cuenta con instalaciones sanitarias básicas. La crisis es cada vez más tangible, y se puede agravar, ya que alrededor de 1,900 millones de individuos habitan zonas en riesgo de sufrir una seria escasez.

 

México ocupa el décimo primer lugar de los países más poblados en el mundo con 121 mil millones de habitantes y diariamente cada uno de ellos consume hasta 366 litros de agua, pero, ¿de dónde viene? La nación cuenta con trece regiones para la administración hídrica, nueve en el norte y cuatro en el sur. En total existen 653 acuíferos disponibles, dos de los más relevantes son los del Valle de México y Lerma, en el Estado de México, los cuales abastecen a la capital. Sin embargo, al menos 3.8 millones de mexicanos no tienen este recurso en sus viviendas de la Zona Metropolitana, por lo que es importante establecer medidas para evitar crisis mayores.

 

Como el caso de Ciudad del Cabo, Sudáfrica, donde los niveles en las presas son tan bajos que desde febrero los residentes, por ley, sólo pueden consumir 50 litros al día. No obstante, a pesar de los esfuerzos, el “Día Cero” es inevitable y a partir de mayo de este año se cerrarán los grifos y tendrán que hacer fila en alguno de los 180 puntos de la ciudad para recibir una ración de 25 litros diarios.

 

Procesos innovadores para la gestión del agua

 

Para evitar situaciones críticas desde hace unos años se han implementado campañas y programas con el objetivo de concientizar a la población en general sobre la importancia de cuidar el agua. A su vez, compañías globales se han sumado para proponer innovadoras alternativas. Veolia, referencia internacional en el manejo eficiente de recursos, es una de ellas, y por medio de la construcción de desalinizadoras en regiones del continente africano ha podido cumplir con el abastecimiento.

En 2010, diseñó y construyó una planta de desalinización de agua de mar, vigente al día de hoy, que suministra hasta 15 megalitros (15 millones de litros) diarios, lo que mitiga el riesgo de que la gente y las industrias de la ciudad se queden sin líquido apto. De igual forma, administra una planta que utiliza la tecnología por ósmosis inversa para purificar de aguas residuales y convertirla en potable. Gracias a ello en el municipio de Knysna ubicado en Sudáfrica se producen dos megalitros adicionales por día.

En México, destaca SAPSA —encargada de la gestión del sistema comercial del agua en tres delegaciones Azcapotzalco, Cuauhtémoc y Gustavo A. Madero de la capital— y la planta de bombeo más grande de México conocida como “La Caldera” —operada por el Estado de México. Debido a la aplicación de alta tecnología y su correcta infraestructura, ambas abastecen, distribuyen y tratan el agua correctamente, para así aprovechar el recurso lo más posible.

 

A pesar de estos avances, se prevé que para el 2030 sólo estén disponibles 3,800 mil litros de agua para la población en el país, por lo mismo es importante seguir trabajando en concientizar a todas las personas para que cuiden este recurso y de esa manera preservarlo para nuestra supervivencia. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *