Ponte Pilas en tu ciudad

El Gobierno del Distrito Federal en conjunto con Grupo IMU y SEDEMA, han creado el programa “PONTE LAS PILAS EN TU CIUDAD”. 

Este programa ya lleva 7 años de haberse creado y hasta el día de hoy lleva recopiladas 600 toneladas de pilas.
Con 400 columnas de acopio distribuidas en diferentes zonas de la ciudad, en las cuales los ciudadanos pueden depositar las pilas que ya no utilizan. 
La Secretaria del Medio Ambiente: Tanya Müller García, dando continuidad a los resultados logrados con este programa, anunció la expansión de este, a las 16 Delegaciones, “ya que se venía operando en 13 de ellas y era de suma importancia extenderlo a las 16¨”, por obvias razones, nos comenta Gerardo Cándano Director General del Grupo IMU, el cual se dedica entre otras cosas a diseñar mobiliario urbano.
En los dispositivos de estas columnas de acopio se podrán depositar pilas tipo:
·         doble A
·         triple A
·         C
·         D
·         CR
·         cuadradas
·         de botón
·         y de celular
Los resultados serán positivos si este esfuerzo lo realizamos en coordinación con el Gobierno, la iniciativa privada y la sociedad.
Las pilas contienen sustancias como carbón, zinc, mercurio, cadmio, níquel, magnesio y litio, los cuales tienen que ser tratados de una manera específica para que no se contamine el suelo o los mantos acuíferos y a su vez el medio ambiente resulte dañado.
La carcasa de las pilas se reutiliza para la fabricación de alambre, llaves o mayas. 
Y del resto se reutilizan en diversas cadenas productivas.
El costo de este programa es de 15 millones de pesos. Es uno de los programas mas grandes que existen en América Latina. 
El diseño del mobiliario urbano, en el cual se depositan estas pilas, cumple también la función de un espacio comercial y publicitario.
El Gobierno de la Ciudad de México, La Secretaría del Medio Ambiente y Grupo IMU, invitan a la ciudadanía a formar parte de este proyecto, ya que es un deber para con la naturaleza la cual se ha visto afectada por la tecnología y las necesidades del ser humano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *