Cinco platillos con ingredientes prehispánicos en la gastronomía moderna

La Costeña® comparte los 5 platillos que revelan la transformación de los ingredientes de la gastronomía prehispánica a través del tiempo

A pesar del tiempo transcurrido, los ingredientes de la gastronomía prehispánica mesoamericana continúan siendo la esencia de la cocina mexicana. Algunos de estos ingredientes son el maíz, el frijol, el chile, la calabaza, el cacao, el tomate y el tomate verde, entre otros. Estos ingredientes se encuentran presentes en los platillos típicos de la gastronomía nacional, pero con el tiempo y a través de la influencia de diversas culturas de alrededor del mundo, el uso de éstos se ha ido transformando. 

En la actualidad, los ingredientes prehispánicos han pasado a formar parte de la gastronomía moderna al ser mezclados con otros ingredientes que dan vida a nuevas recetas y sabores. A pesar de la globalización y los cambios en el tiempo, estos sabores siguen vivos en nuestra cultura y han traspasado fronteras al ser integrados a platillos de otros países.

La Costeña® ha realizado una lista de 5 platillos que contienen ingredientes prehispánicos y que representan su transformación a través del tiempo. También, ejemplifican la adaptación de éstos a las tendencias sociales y las nuevas generaciones:

  1. Pizza mexicana

Por si no lo sabías, existe la Pizza mexicana y es un ejemplo de cómo los sabores nacionales han traspasado fronteras. Contiene ingredientes 100% mexicanos como el tomate que era cultivado por los aztecas y conocido por el nombre dexïctomatl que significa fruto con ombligo. También contiene frijoles y chiles jalapeños, que como indica su nombre, son originarios de Xalapa en el estado de Veracruz.

  1. Nachos gratinados con salsa de frijol y guacamole

A parte de la Pizza Mexicana, los Nachos son otro ejemplo de la experimentación y adaptación de los ingredientes prehispánicos en nuevos platillos, recetas y sabores. Algunos de los ingredientes para preparar este delicioso platillo son los chiles jalapeños, los frijoles, el maíz y el aguacate. El nombre de este último proviene del náhuatl ahuacatl.

  1. Torta ahogada de camarón con frijoles negros refritos  

Este es uno de los platillos más representativos del estado de Jalisco. A pesar de no representar una de las innovaciones contemporáneas en recetas mexicanas, es una representación perfecta de la mezcla de ingredientes prehispánicos de Mesoamérica como los frijoles y el tomate con ingredientes originarios de otras partes del mundo como el trigo que es de la zona asiática de la entonces llamada Mesopotamia y la cebolla morada proveniente de Asia Central, Occidental o del norte de África.

  1. Cazuela de tamales al horno

Los tamales tienen ingredientes como el maíz y el chile, pero esta receta combina lácteos como el queso y la crema. Es una forma de innovar un platillo muy mexicano sin perder el toque y el sabor tradicional. Cabe mencionar que el maíz es un ingrediente originario de México, muy importante en la dieta de la población nacional y actualmente se consume en grandes cantidades en todo el mundo.

  1. Enmoladas rellenas de queso añejo

El mole, originario de Puebla, es una receta icónica de la cultura mexicana y contiene ingredientes prehispánicos molidos como el tomate, diferentes chiles y el cacao que tanto usaban los mayas y los aztecas.

No cabe duda de que los ingredientes prehispánicos son la esencia de la gastronomía mexicana, pero tampoco hay duda de que con el paso del tiempo éstos se han adaptado para seguir presentes en la cocina a pesar de los diferentes escenarios y circunstancias culturales.

#LaCosteñaPorSabor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *