UNA CRISIS GLOBAL Y GENERALIZADA NUNCA HA DE FAVORECER LA EXCLUSIÓN.

Las PCD requieren una especial atención a la hora de definir el modo de abordar y adaptar las medidas necesarias para enfrentar la situación que se presenta, a razón de las necesidades especiales que individualmente se requieren.

De otra manera, todas las dificultades que entraña la situación para un colectivo que requiere mayor atención se magnifican: en cuanto a conservar una calidad física, mental y en la dignidad humana que han de tenerse presente.

Resumen del contenido de la guía para respetar a las PCD durante la pandemia por Coronavirus.

Por Sergio Pérez Montilla de Barcelona (España).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *